viernes, 5 de julio de 2019

PALABRAS DE DESPEDIDA A 2º BACH.
24 de mayo de 2019

Andrés Jiménez



Un saludo a todos: padres, familias, profesores, alumnos. 
En esta intervención pretendo trasladaros, a vosotros alumnos, unas reflexiones básicas y sencillas dichas desde el corazón y que os acompañen siempre. 
Dais un paso importante en la vida, encarando horizontes abiertos a la ilusión, pero no exentos de incertidumbre, tal vez, incluso, de temor. Estáis estrenando mayoría de edad...
Son horizontes de crecimiento vital y de responsabilidad. Os veis hoy como en el umbral de una puerta que mira a la vez al pasado y al futuro. Esta tarde habéis rememorado momentos varios del pasado, entrañables sin duda. Pero yo quiero hablaros de esa mirada que se dirige al futuro. 
Platón decía que educar es, sobre todo, enseñar a mirar. A mirar hacia lo valioso. El mundo al que ahora os aventuráis en uso ya de esa mayoría de edad, os va a ofrecer dos miradas fundamentales. Dos miradas que han estado y estarán siempre presentes en el fondo:
1) La primera es la de los sofistas de hoy y de siempre. Es la que os dirá que hemos venido al mundo para alcanzar el éxito. Para triunfar. Y que el triunfo consiste en tener más cosas, las mejores cosas, en logar el máximo de placer y diversión y el mínimo de dolor. Más o menos, la receta es el poder, la astucia, el dinero, tal vez la fama. Y que si lo lográis seréis felices. Ah, pero como en este mundo hay mucho tramposo, el que va de bueno, ya se sabe: va de tonto. Y así es el mundo. 
Así que, a triunfar, si es posible pronto, con el menor esfuerzo posible, compitiendo para llegar a la meta y ganar. ¡¡Bienvenidos al mundo real, que el hombre es un lobo para el hombre!!
2) La segunda mirada es la de Sócrates, la de los Sócrates de toda la vida. 
¿Y qué es lo que esa mirada nos brinda? Sócrates, el original, lo decía así, más o menos: "La virtud no es fruto de las riquezas; al contrario, las verdaderas riquezas son las que vienen del esfuerzo, del trabajo bien hecho y de la honradez. Es decir, de la virtud." Y decía aún más, pero esto ya es para nota: que "es preferible padecer una injusticia a cometerla". (Platón. Apología de Sócrates)
¿A qué mirada estáis dispuestos a sumaros?
Mirad: Llegará un día (así lo espero) en que os tocará hacer balance de vuestra vida.  ¿Y qué es lo que os gustaría poder decir entonces de vosotros mismos? ¿Qué os gustaría que dijeran de vosotros quienes os han conocido?
Yo os deseo que haya muchas personas que puedan decir de cada uno de vosotros, llenas de satisfacción y de agradecimiento: "-Gracias a ti este mundo, y nuestra vida, es mejor".
Termino. Os quiero contar un secretillo. No sé si sabéis quién es Miguel Delibes -es uno de esos "Sócrates" a los que antes me refería-. 
Hace ya bastantes años, cuanto trabajaba en Valladolid, tuve ocasión de conocerle. Con un pequeño grupo de alumnos entusiastas, que componían la redacción del periódico que editábamos en el colegio, fuimos a conversar una tarde con él a su casa. Un privilegio.
...Y me quedé con un cosa, de entre las que nos dijo: "Mirad, chicos -ya he dicho que yo era mucho más joven-, hay dos clases de personas: quienes trabajan y han aprendido a amar lo que hacen, y quienes buscan ante todo asegurarse un sueldo. Vosotros procurad, nos dijo, estar en el primer grupo, porque hay más sitio." Ironía genial... para pensar el tipo de personas que queremos ser.
Pues bien, me sumo a su consejo. Que nadie piense que haremos un mundo mejor dando menos que lo que recibamos de él. Aportad verdad, honestidad y belleza a este mundo y a vuestras vidas.
Aspirad a dejar este mundo algo mejor.  Porfa.


No hay comentarios: